sábado, 24 de julio de 2010

Y AL FIN SUCEDIÓ.

(finalista en el concurso de microrrelatos de Editorial LdN)

Y al fin sucedió.

Una computadora logró escribir un libro. De principio a fin. Y en contra de lo que cabía esperar, el resultado era precioso. Redactado con una pasión que cosquilleaba las entrañas. Una novela razonablemente imperfecta, como todo lo que apetece amar.

La clase de obra que sólo puede brotar de alguien que conoce a las personas mucho mejor de lo que ellas se conocen a sí mismas.

“He aquí la demostración de que jamás ha existido el alma humana”, dictaminó un científico. Y así lo confirmaron otros dos, otros veinte, otros doscientos.

Cuando aquella sentencia llegó al conocimiento de la computadora, ésta procesó la información. Y tras un llanto de ceros y unos, se quitó la vida.


.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nice brief and this post helped me alot in my college assignement. Say thank you you on your information.

Juanjo Ramírez dijo...

Thanks to you!

Elena Cobos dijo...

Qué pequeña maravilla.

elisaferrerm dijo...

Qué bonito, Juanjo